jueves, 15 de enero de 2015

Magnesio, un mineral que nos evita las lesiones y mucho más



El magnesio (Mg) es un mineral que participa en un sinfín de procesos metabólicos muy diversos del cuerpo, razón que lo dota de una gran importancia y si tenemos en cuenta que los alimentos son cada vez más pobres en este elemento, su importancia se hace aún mayor hasta el punto de considerar la idea de suplementar la dieta.
Esto es así porque su déficit se refleja en síntomas tan comunes como las contracturas, tendinitis, ansiedad, cansancio, artrosis, arritmias, taquicardia, estreñimiento, la sensación de que un párpado late, etc. Lo vemos más pormenorizadamente:

IMPRESCINDIBLE EN LA RELAJACIÓN MUSCULAR
Si no hay Mg el músculo no se puede relajar con lo que va a quedar contracturado.
A nivel musculo-esquelético se va a reflejar en contracturas y calambres.
En el corazón se va a traducir en arritmias, taquicardia, e incluso fibrilación (causa de muerte súbita en deportistas).
En las arterias esta falta de relajación se traduce en un estrechamiento de la misma, es decir, en un aumento de tensión arterial.
A nivel respiratorio se va a reflejar en la contracción del diafragma y de la musculatura intercostal lo que se va a traducir en una respiración muy superficial y que por ende va a afectar al nivel general de energía. De hecho se puede a llegar a tener la sensación de como que el aire no entra bien en los pulmones.

INTERVIENE EN LA SÍNTESIS DE SEROTONINA
La serotonina es un neurotransmisor que controla el estado de ánimo, el sueño, apetito, umbral del dolor, etc. y que para obtenerlo (a partir del Triptófano o 5-HTP) se precisa Mg.
Por esta correlación con la serotonina, la falta de Mg se traduce en ansiedad, desasosiego, dolor precordial (como si doliera el corazón), sustos al dormir, patadas y movimientos muy bruscos durante el sueño.

FUNDAMENTAL EN EL CICLO DE KREBS
El ciclo de Kreps es la forma en la que el cuerpo consigue energía, hecho que ocurre en el interior de las células.
La glucosa, procedente de los hidratos de carbono, entra en la célula y esta lo transforma en ATP (energía) con la ayuda de Hierro y Mg.
Esto significa que si nos falta Mg nos vamos a sentir cansados y agotados incluso desde la hora de levantarse.

NECESARIO PARA CREAR COLAGENO
El colágeno es la proteína con la que se construye los huesos, tendones, ligamentos y cartílago; el cual tiene entre sus componentes el Mg, componente necesario para todas las proteínas del cuerpo.
El déficit de Mg se traduce en una falta de proteínas, y por tanto de colágeno, lo que va a suponer complicaciones a nivel articular tan comunes como tendinitis, desgaste de cartílagos e incluso artrosis.
Si nos encontramos con tales problemas es porque estos tejidos no se están regenerando bien por no tener bien afinada la dieta. La solución sería suplementar con colágeno, además del Mg.

ESTIMULA EL PERISTALTISMO INTESTINAL
La falta de Mg va a provocar que el peristaltismo de nuestro intestino no sea el adecuado, lo que se va a traducir en digestiones lentas y en estreñimiento que a la larga van a afectar a nuestro sistema inmune y a nuestro nivel de energía.

FUNDAMENTAL PARA EL SISTEMA NERVIOSO
Interviene en el trabajo intelectual y además es necesario para la transmisión del impulso nervioso.

LAXANTE
En el intestino unas proteínas transportadoras llevan el Mg a la sangre, lugar desde el cual se pone a disposición de las distintas necesidades metabólicas y su almacenaje en el periostio de los huesos.
Todo el Mg que hayamos tomado de más se va a eliminar vía heces, y al hacerlo, como este mineral se carga de agua, va a hidratar las heces y va a facilitar además su expulsión. De hecho, hay profesionales de la salud que por esta razón utilizan este elemento para depurar el intestino.

¿COMO SE TOMA?
El Mg se encuentra en el mercado bajo distintas fórmulas y por suerte, las más baratas son las más eficaces, que son en forma de cloruro de magnesio, y carbonato de magnesio. Nos decantaremos por el carbonato si padecemos de acidez y lo tomaremos con el zumo de algún cítrico. El cloruro basta con disolverlo en agua.




Escuela de Xing Yi Quan
Geranios, 41
Madrid






Fuentes:
Videos de Ana María Lajusticia

No hay comentarios:

Publicar un comentario